BlogExtremaduraSostenibilidad

Ven a la isla de calor.

Estamos en una época del año donde solo los más valientes y los extranjeros se atreven a salir a la calle antes de las siete de la tarde. Ya que puedes acabar con un golpe de calor o cogiendo un bonito color rojo gamba. No se si lo habrás visto en las noticias, pero hace mucho calor y esto no es bueno ni para nosotros, ni para nuestra ciudad.

Una de las soluciones es huir de las ciudades para refugiarse en zonas cercanas al elemento creador o yéndote al pueblo de tu familia o de los amigos.

Pero… ¿por qué existe esta diferencia de sensación térmica entre un lugar y otro, cuando se supone que hace el mismo calor, siendo zonas cercanas?

Principalmente, es por la mayor concentración de maquinarias y de personas, que, junto a los gases del ambiente y la radiación de las edificaciones y el asfalto, se genera la llamada isla de calor.

Se genera una especie de invernadero gigante que puede aumentar en unos 10 ºC la temperatura en el centro de las ciudades comparada a la misma hora en un medio natural o menos “transformado”.

Esto se incentiva aún más en poblaciones o barrios donde existe una gran concentración de edificios y escasean los espacios verdes. Estas zonas suelen ser zonas ya consolidadas donde es muy complicado la realización de nuevas intervenciones urbanas a nivel de calle.

Por ello, una posible solución sería llevar los necesitados espacios verdes a las cubiertas de los edificios. Con ello, reduciría este efecto a través del proceso de la transpiración y la humidificación del aire seco, lo que mejoría el clima y aumentaría la sensación de bienestar.

Pero aún con todo esto, desde ArVEx recomendamos que no se hagan grandes esfuerzos y ejercicio en las horas centrales del día y bebas mucho agua en estos meses de verano.

“A disfrutar del verano, pero ojo con los golpes de calor”



 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *