BlogExtremaduraSostenibilidad

Los arquitectos y el barro

los arquitectos y el barro

Parece ser que en estos últimos años se les ha dado a los arquitectos un rol de ser personas súper modernas, que construyen todo con vidrio y acero (elementos que se usaban ya a mediados del siglo XIX) o llenan los edificios de aparatejos tecnológicos cada vez más avanzados para generar ese confort, cada vez más dilatado, que necesitamos en nuestros hogares y lugares de trabajo.

Tengo que admitir que algunos de estos inventos son muy alucinantes y me gustaría poder integrarlos en alguno de nuestros proyectos… Pero bueno, no nos desviemos del tema que hoy nos concierne.

En esta época, que le das a un botón y puedes generar un ambiente frío en verano y cálido y seco en invierno en unas horas, tenemos que preguntarnos: ¿Cómo podían nuestros padres y abuelos llegar a protegerse del frío invernal y del sol abrasador en nuestra región? Pues seguramente la respuesta que estamos buscando sea con barro.

La tierra mezclada con agua y otros materiales como paja o piedras para darle rigidez. Al mezclarlo y comprimirlo, se llega a generar un elemento muy duro y esto es lo que denominamos tapial. Con este material se conformaban las paredes de las casas ya que tiene una gran inercia térmica y acústica, entre otras características.

Pero, ¿sirve cualquier tierra?¿Cuanto agua necesito?¿Cómo se aplasta todo?: Todas estas preguntas y muchas más también nos las hacíamos nosotros. Por ello, fuimos al taller de iniciación al tapial que impartieron la Asociación Jamal en Esparragosa de Lares la semana pasada.

  

  

los arquitectos y el barro  

Con ello, aprendimos cual es la tierra ideal de nuestro entorno más cercano para realizarlo. Qué porcentaje de arcilla y arena es necesario para conseguir una consistencia que al endurecerse no se disgregue o agriete, etc. Todo esto mientras realizábamos un gran ejercicio en una mañana algo calurosa. Espero que ese banco sea muy utilizado por la gente del lugar.

Lo hicimos de manera tradicional, pero ya, muchos estudios están usando esta técnica de forma más moderna, mediante una mejor maquinaria o una estandarización en taller. Os animamos a que echéis un vistazo a alguno de esos trabajos como la fábrica de caramelos Ricola de Herzog & de Meuron.



 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *